lunes, 3 de octubre de 2011

"Refugio" en el zócalo de Puebla

Quienes vivimos en Puebla hemos escuchado hablar por lo menos una vez de Ángeles Espinosa Yglesias, la benefactora del estado, fundadora del Museo Amparo. Ella falleció en el año 2007 a los 65 años de edad y para recordarla la fundación que lleva su nombre decidió dedicarle una escultura creada por el escultor holandés Jan Hendrix.


¿Qué es? En los hechos se trata de una estructura cilíndrica de aproximadamente 7 metros de altura, hecha de aluminio y pintada con esmalte blanco. Sin embargo su significado es un poco más complejo, y es que con el monumento se quiso interpretar lo que fue Ángeles Espinosa para muchos poblanos: en el día un receptor de la sombra de los árboles y de noche un símbolo de esperanza.

En la escultura se puede leer: "Es verdad, todos nos iremos, pero las obras realizadas por los individuos con toda su fuerza y todo su corazón, permanecerán para siempre. Ángeles Espinosa Yglesias".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos interesa que opines, pero hazlo con respeto ya que de lo contrario tu comentario será eliminado.